El Colegio

Formando desde la vida, para la vida.

Formación en valores

El Colegio Campestre San José plantea como Institución Educativa, una educación en valores basada en los principios de la familia de Nazaret; fundamentados en el amor, la fe y el trabajo; inspirados en el rasgo carismático de nuestra fundadora Santa Madre Bonifacia, quien con su lema “Hermanar, Oración y Trabajo” recrea según nuestros contextos y realidades el Proyecto de Dios.

Aulas especializadas

Nuestra institución cuenta con espacios físicos especializados, como: laboratorios de física, química, biología, sistemas e inglés con los diferentes recursos tecnológicos para apoyar los procesos de pensamiento a través de las dimensiones del sentir, pensar y actuar. A demás se cuenta con salones cualificados de artes, música, danza y un aula múltiple “Mater Purissima” espacio para talleres de padres, conferencias y encuentros de comunidad y una capilla para celebraciones religiosas.

Bilingüismo desde primaria

El colegio Campestre San José es una Institución que cuenta con un programa Self-contained en preescolar y primaria e inglés intensivo en Bachillerato. El plan de estudios del área de Inglés promueve la metodología CLIL (Content Language Integrated Learning), como nueva estrategia lingüística de la enseñanza de la segunda lengua a través de las asignaturas básicas : social studies, history, geography, mathematics and science, ya que esta implementación en el aula, contribuye de manera eficaz al desarrollo de una competencia comunicativa, optimizando y facilitando los aprendizajes previos por medio del idioma inglés, como medio de comunicación significativo.

¡BIENVENIDOS AL COLEGIO!

Colegio Campestre
San José

Nuestra comunidad proporciona un ambiente de aprendizaje seguro, inclusivo y emocionante en un colegio bien administrado y con muchos recursos, que ha educado con éxito a los niños de familias colombianas e internacionales, basándose en los principios del Bachillerato Internacional y de “The English Way” durante más de 50 años.

1

Fundación

1

Salones de Clase

1

Aulas Especializadas

1

Clases extracurriculares

icono de encabezado

NUESTRA HISTORIA

1874 1874
1957 1957
1964 1964
1969 1969
1970 1970
1973 1973
1980s-1990s 1980s-1990s
2016 2016
2020 2020
timeline1

El siglo XIX se encuentra convulsionando a consecuencia de la Revolución Industrial, en 1874 Bonifacia Rodríguez de Castro (1837 – 1905), en Salamanca, España, inicia con su madre y unas amigas, el primer taller de trabajo para la mujer desprotegida, ella cuenta con el apoyo del sacerdote jesuita Francisco Butiña. Esta sería la semilla que dio origen a la Congregación Siervas de San José, como respuesta a las necesidades de la clase obrera y empobrecida, en especial a la mujer desamparada, teniendo siempre como modelo a la familia de Nazaret.
1957

Los lazos que unían a los jesuitas y las religiosas siervas fueron el motivo para que en 1957 ellas llegaran a Colombia para encargarse de la formación de los niños pequeños en los colegios de jesuitas. Tienen tanta acogida en el Colegio San Bartolomé La Merced, que los padres de familia solicitan a las Siervas que abran un colegio femenino para formar a sus hijas.

1964

En una acogedora y bella casa del barrio El Nogal (Calle 77 entre carreras 7 y 8), el día 11 de febrero de 1964, las Siervas de San José abren las puertas a las primeras 99 estudiantes, para kínder y primero de primaria. El nombre del Colegio fue “Mater Puríssima”, que tuvo que cambiarse por el de “Siervas de San José”, a causa de una orden del Ministerio de Educación. En aquellos primeros años la educación estuvo marcada por una visión europea que incidió en la formación académica y cultural.
1969

Por la demanda y acogida de la propuesta educativa, la Congregación Siervas de San José, ve la necesidad de adquirir un predio en el norte de Bogotá, barrio la Calleja, inaugurando la edificación para su colegio en 1969. Para ese entonces el colegio contaba con alumnas que cursaban desde kínder hasta primero de bachillerato, graduando la primera promoción de niñas en el año 1974.

Dentro de la sencillez que siempre caracterizó al Colegio, su práctica educativa respondió durante mucho tiempo a esquemas determinados por la clase social media y alta, y al lugar en el que estaba ubicado (sector residencial de clase acomodada). Sin embargo, la Congregación Siervas de San José atiende el llamado del Concilio Vaticano Segundo, en cuanto a regresar a sus raíces y replantea su opción hacia la educación liberadora, con el propósito de crear una conciencia social a favor del ser humano y en contra del consumismo, por eso se genera el objetivo que sigue teniendo vigencia y que fue una respuesta y alternativa a la situación convulsionada por la que atravesaba el país.
timeline1

Como consecuencia de lo anterior se realizó al interior del grupo de maestros y estudiantes una fuerte reflexión que condujo a jornadas de capacitación para comprender la articulación que debe existir entre la realidad del país y la educación.
Esto condujo a optar por una formación educativa que propiciara el análisis crítico y el compromiso social. Por tal motivo centró su enfoque educativo en el siguiente objetivo:
Buscando la Comunidad Educativa Siervas de San José recuperar el verdadero sentido humano del trabajo, como colaboración en el plan de Dios, que ayuda al que lo realiza y sirve para crear con los demás, relaciones de amor y servicio, se propone:
Acompañar el trabajo educativo desde unos objetivos humanos y cristianos:
Compartir en vez de Poseer, Servir en vez de Dominar, Colaborar en vez de Competir, Transformar, Liberar, Crear personas que amen y defiendan la Vida, Crear Fraternidad, Testimoniar el Evangelio desde El Trabajo.
El trabajo adquiere el valor enorme de dignificar al ser humano, al igual que los valores del servicio, sencillez y acogida que han caracterizado al Colegio. Del mismo modo se enfatiza el reconocimiento y la valoración del otro, empezando por los trabajos más sencillos en el Colegio, los conductores, las señoras del aseo, lo que llevó a una mayor fraternidad entre toda la comunidad.
1973

Para el año 1973, la Asociación de Padres de Familia, ASOSIERVAS, toma la iniciativa de fundar el Centro Educativo Asosiervas, CEA, en Suba, dirigido a educar los niños menos favorecidos de este lugar. Las religiosas lo dirigen por 25 años hasta el 2001. Allí las estudiantes y padres del Colegio Siervas de San José enfocan sus propósitos de aplicar los valores josefinos.
1980s-1990s

En los años ochenta y noventa, se realizó al interior del grupo de maestros y estudiantes una fuerte reflexión que condujo a jornadas de capacitación para comprender la articulación que debe existir entre la realidad del país y la educación. Esto condujo a optar por una formación educativa que propiciara el análisis crítico y el compromiso social. En 1993 la Congregación opta asumir de manera radical su compromiso con el mundo trabajador y pobre, motivo por el cual dejan el Colegio en manos de sus trabajadores, con la condición de ser fieles a su filosofía. Es así como, en el año 1994, Cooptased asume la dirección y administración del Colegio, acompañados por la Congregación y en 1995 se gesta el Proyecto Educativo Institucional, con la colaboración de toda la comunidad educativa, de acuerdo con la propuesta se denominó “Formado Desde La Vida Para La Vida”.
A pesar de los cambios vertiginosos de la sociedad la filosofía de las siervas se mantiene y la congregación sigue atenta acompañando la dirección que el Colegio toma. Se conformaron grupos de investigación al interior de las estudiantes, dando origen a proyectos sociales como el que se denominó “Conflicto Armado”, que involucró la participación de un gran número de jóvenes mediante foros, debates intercolegiados y compromisos personales de alumnas y exalumnas a nivel profesional. Es la proyección social una base fundamental en la educación del colegio generando el interés y la necesidad de impactar a la sociedad mediante el trabajo comprometido en pro de las mujeres, niños, jóvenes y adultos mayores desprotegidos.
Entre tanto, 66 años después de su muerte y gracias a una curación milagrosa de una chica española, el 6 de junio de 2003 el papa Juan Pablo II beatifica a Bonifacia Rodríguez y en el año 2011 el papa Benedicto XVI canoniza a Santa Bonifacia.
timeline1

A raíz de los cambios vertiginosos de la sociedad, se comienza a replantear nuevos rumbos en la educación escolar y el Colegio contempla la posibilidad de una co-educación: es decir una educación mixta. Con mucha alegría años más tarde ingresan los primeros varones a preescolar, cambiando las dinámicas que siempre habían sido enfocadas al género femenino y ellos van enriqueciendo los espacios educativos. No obstante, sólo en el año 2016 el colegio cambia su nombre a “Colegio Campestre San José”, de modo que el nombre abarque a hombres y mujeres. Por otro lado, se ve necesario darle fuerza al manejo del inglés, hecho que plantea un bilingüismo en la sección de primaria y año a año continuar implementándolo en la sección de bachillerato.
Son muchas las historias y testimonios que se tienen del tejido llamado Colegio. Los estudiantes, docentes y exalumnas testimonian el sueño de las Siervas de San José y de su fundadora Santa Bonifacia Rodríguez. Nuestras egresadas, son líderes responsables, comprometidas, emprendedoras, tienen la mirada puesta en los más necesitados y aportan los valores del Colegio desde sus ámbitos laborales y sociales.
2020

Los estudiantes que este año se gradúan son la primera promoción mixta del colegio, hecho que marcará la historia que se reafirma con el nombre del PEI. “FORMANDO DESDE LA VIDA PARA LA VIDA”.
icono de encabezado

Palabras rector

Misión

 

Somos una comunidad laica orientada por valores cristianos, comprometida con la formación integral de niños(as) y jóvenes “Formando desde la vida para la vida”, con quienes buscamos alcanzar la excelencia. Nuestra labor pretende formar estudiantes que propendan por la justicia y la verdad, fruto de su sentido analítico, crítico y creativo, líderes que construyan su propia identidad y busquen la transformación social. Para hacer posible este propósito, contamos con los recursos primordiales: la filosofía institucional, orientada por el carisma de la Familia de Nazaret y la Espiritualidad Josefina, un equipo humano idóneo, en permanente crecimiento y la estructura física adecuada, que permite las interacciones propias del escenario pedagógico.

Visión


En el 2025, el
Colegio Campestre San José (Antiguo colegio Siervas de San José) habrá consolidado su proceso de bilingüismo y el reconocimiento a nivel nacional, por su compromiso con la formación integral de los estudiantes. Jóvenes que se caracterizan por sus valores éticos y cristianos católicos, con alta capacidad de liderazgo en el campo social y académico, que les permitan estar a la vanguardia en lo cultural, social, político, científico y tecnológico, convirtiéndose en agentes de cambio de nuestra realidad nacional.

En el Colegio Campestre San José se considera la educación como un proceso que tiene como objetivo fundamental la formación del ser humano en la dimensión personal, académica y espiritual. De esta manera, aportamos a la sociedad personas capaces de vivir en libertad, armonía y trascendencia con ellos mismos y con el medio que los rodea. Este proceso se fundamenta en los cuatro pilares de la educación: aprender a aprender, aprender hacer, aprender a convivir y aprender a ser, lo que constituye ser competentes para dar respuestas a las necesidades del momento histórico que les correspondió vivir.

 

  • El colegio cuenta con profesionales en el área de Psicología y Psicopedagogía que contribuyen al pleno desarrollo de la personalidad de los estudiantes, según sus características y necesidades a nivel personal o grupal.

    Tiene como función brindar apoyo y seguimiento a casos de estudiantes que lo requieran en las áreas de convivencia, aprendizaje y emocional. Ante la necesidad del servicio de Orientación Escolar y Psicología, se tienen en cuenta los siguientes aspectos:

  • Identificación de intereses y aptitudes.
  • Manejo de conflictos y problemas a nivel individual, familiar o grupal.
  • Fortalecimiento de los valores.
  • Charlas, talleres y otras actividades que fortalecen en los estudiantes la convivencia y los compromisos escolares y ambientales.

Funciones del servicio de Orientación Escolar y Psicología

  • Elaborar y desarrollar el proyecto de orientación escolar, de acuerdo con el Provecto Educativo Institucional.
  • Coordinar el programa de orientación profesional y gestionar el Programa de Inmersión a las Universidades.
  • Asesorar a los profesores a nivel de orientación, frente al desarrollo de los estudiantes.
  • Participar en el proceso de admisión y acompañamiento de nuevos estudiantes.
  • Asesorar y orientar a los padres de familia y estudiantes, dando estrategias de apoyo psicológico o haciendo la remisión necesaria al profesional respectivo.
  • Coordinar el proyecto de afectividad y sexualidad.
  • Coordinar el proceso para la ejecución del servicio social.
  • Atender profesionalmente los casos de estudiantes con necesidades educativas especiales.
  • Formular el protocolo de atención ante situaciones de crisis emocional.
  • Elaborar y aplicar la evaluación diagnóstica en preescolar.
  • Establecer el formato de remisión a Orientación Escolar, entregar al interesado (director de grupo, profesor, coordinación, padres de familia y/o acudientes) y llevar a cabo el registro del seguimiento.
  • Atender a los padres de familia cuando soliciten citas.
  • Apoyar a los estudiantes con dificultades académicas y/o disciplinarias y a sus familias. Cuando lo consideren necesario se harán remisiones externas.
    Promover y socializar a padres y profesores las estrategias de acompañamiento para orientar en casa y aula a los estudiantes remitidos.
    Organizar las escuelas para padres.
  • Promover la estimulación de las funciones cognitivas, por medio de talleres.

Profesionales:

Marielly Ramirez Ospina

Licenciada en psicología y pedagogía – Universidad pedagógica nacional

Especialista en neuropsicología escolar. Politécnico Gran Colombiano

Maestría en psicología comunitaria. Pontificia Universidad Javeriana.

Marcela Alarcón Cepeda

Psicóloga de la Pontificia universidad Javeriana

Magister en neuropsicología clínica-Universidad de San Buenaventura sede Bogotá.

Magister en terapias psicológicas de tercera generación- Universidad internacional de Valencia.

Diplomado en orientación vocacional. Fundamentos teóricos y abordaje cognitivo-conductual- Centro IPPC Afiliado a Albert Ellis Institute.